La sorprendente verdad acerca del trabajo agotador y porqué no es ejercicio

¿Piensas que tienes un trabajo muy cansado o agotador?

Trabajo agotador

Pues mira lo que dice el ministerio de trabajo y previsión social

que además considera “trabajo pesado” los siguientes:

  • Los que producen desgaste orgánico excepcional, por requerir esfuerzo físico excesivo. (Atletas profesionales, leñadores, etc.)
  • Los que se realizan sometidos, en forma habitual, a temperaturas excesivamente altas o bajas. (Trabajos dentro de fundidoras, algunas industrias alimenticias o cámaras frigoríficas o en lugares extremos: desierto o tundra)
  • Los que se ejecutan habitual o integralmente de noche. (Empresas que trabajan las 24 hrs y hay que laborar en esos turnos; o trabajos de cuidadores nocturnos)
  • Las labores subterráneas o submarinas. (Investigadores marinos, mineros, algunos geólogos)
  • Las que se desarrollan en alturas superiores a 4.000 metros sobre el nivel del mar. (Astronautas)

Si tu trabajo esta dentro de esta categoría ¡enhorabuena! Al no ser muy común, tu salario debería estar bien pagado y si no estas dentro de esta categoría pero sientes que tu trabajo es tan pesado como alguno de los mencionados ¡enhorabuena! Para ambos hay una solución:

 

El ejercicio

 

Dejame explicarte porque:

 

Cuando consideramos nuestras labores como “pesadas” es porque nos ocupamos de más cosas como por ejemplo, hijos,

responsabilidades especiales dentro de nuestros trabajos, stress ya sea laboral o porque vivimos en una gran ciudad o podría ser que tenemos dos empleos;

en fin situaciones hay muchas y únicas.

Por eso es que si realizamos un poco de actividad física “ejercicio” (15 minutos diario mínimo);

podremos salir adelante más fácilmente ya que nos cansaremos menos y rendiremos más.

 

En estas últimas décadas se ha colocado demasiada atención en hacer que la gente haga ejercicio, y no en la intensidad que este debe tener para que nos pueda aportar sus beneficios.

 

El Doctor Marco Antonio Flores Samayoa, especialista en medicina deportiva dijo a BBC Ciencia,

El objetivo del ejercicio es mejorar la salud y disminuir los factores de riesgo coronario; debe hacerse al menos durante 20 o 30 minutos por sesión. Pero no sólo eso, el factor determinante para que el ejercicio tenga beneficios cardiovasculares es la intensidad”, afirma.

Cuando se hace ejercicio de menor intensidad la persona puede obtener beneficios físicos, musculares y de articulaciones.

“Pero la única forma de disminuir los factores de riesgo cardiovasculares es hacer ejercicio aeróbico vigoroso”.

 

¡Muy bien doctor, él quiere que cuidemos nuestro corazón, ya que es lo que nos mantiene vivos!

 

Para completar las afirmaciones del doctor,

 

les doy las siguientes recomendaciones y pautas para poner en práctica y obtener el beneficio completo al ejercitarte:

  • Practicar de 3 a 5 veces a la semana cardiovascular: (correr, nadar, bicicleta, artes marciales durante más de 12 minutos continuos)

 

ejercicio cardiovascular

 

 

 

 

 

  • 1 o 2 veces por semana anaeróbico: (ejercicios musculares o con pesas)

 

fuerza pesas

 

 

 

 

 

  • 3 veces a la semana flexibilidad (generalmente no duran más de 10 minutos y básicamente sirven para estirar los músculos y mejoran el movimiento del cuerpo)

flexibilidad

 

 

 

 

 

  • 1 o 2 veces por semana velocidad (ejercicios cronometrados y los puedes combinar realizando musculares o cardiovasculares)

Velocidad

 

 

 

 

 

  • 2 veces a la semana fuerza (en cardio como el spinning es el modo montaña, al correr puede ser cuesta arriba y en anaeróbico se utiliza más peso y ejercicios básicos)

fuerza

 

 

 

 

 

  • 1 vez a la semana resistencia (más tiempo)

resistencia

 

 

 

 

 

Como ven ningún trabajo nos puede dar todo lo mencionado con anterioridad,

Porque tienen sus propias exigencias y tiempos además de que nos falta el factor clave que mencionaba el Dr. Flores que es LA INTENSIDAD.

 

Y, ¿Qué es la intensidad?

 

La intensidad: Se mide de acuerdo al ritmo cardiaco. Esto es un punto clave ya que no todos somos iguales. Los ritmos cardiacos varían mucho y dependen de:

  • La edad
  • El sexo
  • La condición física de la persona

Por eso es de suma importancia que aprendas a hacer ejercicio midiendo tu ritmo cardiaco, ya que podrás controlar la intensidad del ejercicio, obtener los beneficios que esperas y evitar lesionarte o sobreentrenarte.

 

Espero que esto te ayude a ver la diferencia entre trabajo duro y ejercicio. Si tienes dudas puedes dejarlas como comentarios. Si te gustó, me haces un gran favor compartiendo con quien lo necesite.

Publicado en Ejercicio

Leave a Reply

Be the First to Comment!

Notify of
wpDiscuz